Lipidos: Tipos y funciones

Lipidos: Tipos y Funciones. En una dieta sana y balanceada se deben incluir todos los tipos de alimentos que tengan un aporte nutricional beneficioso para el cuerpo. Entre estos están los lípidos y grasas. Alrededor de estos compuestos se ha creado mucha mala fama, especialmente en las dietas para perder peso. Pero es necesario conocer los tipos de lípidos y cómo funcionan en nuestro organismo para así conocer los beneficios que aportan a nuestro cuerpo.

lipidos
lipidos

¿Qué son los lípidos?

Los lípidos son un compuesto necesario para el cuerpo, mucho mejor conocido como grasas. Estos compuestos naturales están principalmente formados por carbono, hidrogeno y oxígeno; pero en muchos casos también pueden incluir azufre, nitrógeno y fosforo.

Los lípidos se dividen en 3 grandes grupos, que son: grasas, fosfolípidos y colesterol. Cada uno de estos tipos de lípidos aportan diferentes beneficios y/o desventajas para nuestro cuerpo.

Tipos de lípidos

Grasas

Dentro del grupo de las gasas encontramos 3 tipos, que son las siguientes:

Grasas saturadas: Este tipo de grasas son perjudiciales para el cuerpo si se consumen en exceso. Pueden ocasionar problemas de colesterol, obesidad, problemas cardiacos, etc. Desafortunadamente, en muchos de los alimentos comerciales hay gran cantidad de grasas saturadas.

Estas pueden conseguirse en las carnes rojas, mantequilla, aceite de palma y aceite de coco. Muchos alimentos contienen grasas saturadas, por lo que sería muy difícil eliminarlas completamente de nuestra dieta. Lo importante es no consumirlas en exceso.

Grasas insaturadas: Estas grasas son sanas y necesarias para el cuerpo. Gracias al consumo de estas, el organismo obtiene nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del cerebro, el sistema nervioso y sistema digestivo. Estas regulan los niveles de colesterol en el cuerpo y previenen problemas cardiovasculares.  Este tipo de grasas se dividen en:

  • Grasas monoinsaturadas: Puedes encontrarlas en el aceite de oliva y frutos secos.
  • Grasas poliinsaturadas: Están presentes en los aceites de pescado, aceites de girasol, y en casi todos los pescados. Estas se dividen en grasas Omega 3 y grasas Omega 6. Ambas ampliamente necesitadas por el organismo.

Grasas trans: Estas son grasas procesadas, y en dicho proceso las grasas insaturadas se convierten en grasas saturadas, por lo que no es conveniente su consumo.

Fosfolípidos

Estas grasas son necesarias, ya que aportan triglicéridos. Estos son necesarios para transportar los demás tipos de lípidos y que sean procesados por el organismo.

Puedes encontrar fosfolípidos en diferentes alimentos como: huevos y carnes como pollo y pescado.

Colesterol

Este grupo de los tipos de lípidos no son considerados completamente necesarios para el organismo por los nutricionistas. Aun así ayudan en procesos importantes del cuerpo como formación de la membrana celular, ayuda en la producción de hormonas sexuales y ayuda en la síntesis de sales biliares.

Puedes encontrar colesterol en muchos alimentos, especialmente en las carnes. También en el hígado de cerdo, y la yema de huevo.

Es importante saber que el colesterol es perjudicial para el organismo, al igual que las grasas saturadas y las grasas trans. Es necesario limitar el consumo de estos lípidos para garantizar el buen funcionamiento del cuerpo y evitar enfermedades.

[Total:0    Promedio:0/5]
Comparte este remedio!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies